Esta es quizás una de las noticias más tristes que tengo que escribir sobre un artista coreano. Recuerdo haber conocido a Sulli por el drama “To the Beautiful You”, y luego haber escuchado una que otra canción de f(X), el grupo de Kpop al que pertenecía. He escrito varias notas sobre como ella ha sido criticada tantas veces por un comportamiento que en su país natal era difícil de entender, y créanme que abrir las páginas coreanas hoy y darme con la sorpresa que Sulli ya no está más en este mundo, es realmente triste.

Hace unas horas, la joven actriz de 25 años fue hallada sin vida en su residencia ubicada cerca a Seúl. Aunque las causas de su fallecimiento aún se desconocen, porque la policía está investigando de manera minuciosa lo que pasó, todo indica que fue decisión de ella no seguir más con vida.

Según la información de la agencia Yonhap, el cuerpo de Sulli fue encontrado en su casa cerca de Seúl este lunes, a las 3:20 PM, luego de que su mánager se dirigiera al lugar porque ella no le había respondido las llamadas telefónicas durante horas. Los paramédicos arribaron al lugar a las 3:39 PM. De acuerdo con los primeros reportes de la policía, en el hogar de Sulli no había evidencias de que se hubiera tratado de un crimen.

Sulli alcanzó la fama hace una década, cuando entró a formar parte del grupo f(x). En 2014 tuvo que tomarse un descanso, “agotada física y mentalmente por los comentarios negativos y falsos rumores”, según aclaró al medio de comunicación ChannelNews Asia. Unos meses después, abandonaría el grupo de manera definitiva para centrarse en la actuación.

Ella era un “espíritu libre”, según la periodista británica especialista en música Taylor Glasby: “Fue uno de los ídolos que decidió vivir su vida como ella quería y eso no siempre le sentó bien al público en general. Para los ídolos, todo se trata de la apariencia, todo está bastante monitoreado y ella simplemente no cuidaba su contenido. Ella era ella misma. Cuando se fue, su legado se hizo evidente. Comenzó a controlar su propia imagen. Yo admiraba lo que hizo a pesar de la constante negatividad que le dirigían algunas personas menos abiertas”, señaló Glasby.

Aunque Sulli ya no estaba presente en la escena musical, ella no se retiró por completo del entretenimiento, el pasado verano comenzó a copresentar para el canal por cable JTBC un programa centrado precisamente en el daño a través de Internet que sufren los artistas surcoreanos.

En el programa, Sulli habló, entre otras cosas, de los comentarios de la que fue víctima por aparecer en varias fotografías sin usar sujetador. La artista dijo que decidió seguir posando así por un tema de comodidad personal y para terminar con el prejuicio que hay en su país.

La muerte de Sulli vuelve a poner de relieve la enorme presión a la que se enfrentan las celebridades del K-Pop y los pocos recursos a su disposición para encarar estas situaciones. Sulli, que tenía más de cinco millones, según revelaron las autoridades, padecía una severa depresión y el bullying empeoró su situación.

Las redes sociales se han inundado con mensajes de apoyo a la cantante, subiendo la noticia al trending topic mundial con los hashtags #RipSulli #RipJinri y #Sulli.

Oreamos todos para que ahora su espíritu descanse en paz. Hasta siempre Sulli.