A veces es fácil pensar que los artistas coreanos llevan una vida perfecta y que no tienen problemas. Sin embargo, algunas confesiones por parte de ellos muestran que son tan humanos como nosotros y que también han atravesado por diversas dificultades.

1. Tienen amores no correspondidos. IU puede tener miles de admiradores a nivel mundial, pero la talentosa cantante admitió que en algún momento de su vida se enamoró de alguien que no sentía lo mismo por ella. Tuvo un amor no correspondido y no la pasó nada bien.

2. Han tenido que hacer trabajos extraños y a veces agotadores para pagar sus cuentas de fin de mes. Antes de que Lee Joon se convirtiera en artista tenía que encontrar la forma de ganar dinero. Por eso él tomó un trabajo como modelo de pelucas. Otros artistas trabajaron en la industria alimentaria para poner comida en la mesa. Kim Hyun Joong entregaba pizza y trabajó en una tienda de pollo frito.

3. Ellos también tienen inseguridades. Yoon Eun Hye debutó como cantante con el grupo Baby V.O.X. pero sentía que no era lo suficientemente buena. Así que incursionó en el mundo de la actuación, pero estaba muy herida por las críticas y se preguntó si ella había elegido la carrera correcta. Pero después del éxito de “Coffee Prince”, su seguridad se reforzó y continúa como actriz.

4. Ellos saben lo que es tener sus sueños rotos. Lee Min Ho quería llegar a ser un jugador profesional de fútbol, pero una lesión en el quinto grado acabó con su sueño. Felizmente para gusto de muchas, ya que ahora es una estrella de los dramas coreanos.

5. No siempre están seguros de su apariencia. Aunque sus fans saben que ella es hermosa, Park Shin Hye en un momento se preocupó de que no era lo suficientemente bonita para ser actriz. Incluso consideró hacerse una cirugía en la nariz, pero después de pensarlo mejor, decidió aceptarse y no hacerlo.

6. También tuvieron momentos infelices en su infancia. Yoochun confesó haber tenido problemas cuando era niño y tuvo que mudarse a Estados Unidos. Él también tuvo que superar el divorcio de sus padres. A pesar de su infancia infeliz, él se considera una persona alegre y optimista.

7. No siempre demuestran un gran potencial en la escuela. Cuando los antiguos maestros de Kim Soo Hyun vieron que se había convertido en actor, se sorprendieron. Él era un estudiante tan tímido y callado .

Para estos actores, la vida no siempre ha sido sencilla. Es más, ahora como artistas también tienen dificultades, tienen que lidiar con las críticas, las exigencias para tener una imagen perfecta, entre otras cosas.